Federación Española de Taekwondo: ¿Puede limitarse el derecho de competición de los extranjeros residentes en España?

Federación Española de Taekwondo: ¿Puede limitarse el derecho de competición de los extranjeros residentes en España?

Download PDF

En fecha 29 de septiembre de 2016, la Sala 3ª de lo Contencioso-Administrativo del Tribunal Supremo, Sección 4ª, se ha pronunciado sobre esta cuestión en su sentencia número 2116/2016, en relación al recurso 272/2015. El litigio trae su causa de la solicitud que la Federación Española de Taekwondo dirigió al Consejo Superior de Deportes para que autorizase una acción positiva – discriminatoria – deportiva a favor de los deportistas nacionales.

La regla general es que las entidades deportivas deben eliminar cualquier obstáculo o restricción que impida o dificulte la participación en actividades deportivas no profesionales de los extranjeros que se encuentren legalmente en España y de sus familias. Sin embargo, la Disposición adicional segunda de la Ley 19/2007, de 11 de julio, contra la violencia, el racismo, la xenofobia y la intolerancia en el deporte prevé que excepcionalmente se podrá autorizar por el Consejo Superior de Deportes medidas de acción positiva basadas en exigencias y necesidades derivadas del deporte de alto nivel y de su función representativa de España.

Lo que interesó la Federación Española de Taekwondo fue que los deportistas extranjeros, residentes legales en España, no participasen en Campeonatos de España Absoluto, sub21, Junior y Cadete, y las razones que dio fueron que de esas competiciones nacionales salen los equipos que representan a España en competiciones internacionales para las que sólo son seleccionables los españoles. Por tanto, si los extranjeros ganan en competiciones nacionales quedarían excluidos los españoles y no habría seleccionables, luego la eliminación de españoles en esos campeonatos nacionales ocasionaría un grave perjuicio. A estos efectos la Federación Española de Taekwondo expone cómo se desarrollan estos campeonatos nacionales de taekwondo: es un deporte individual, hay eliminación mediante enfrentamiento directo y sin repesca.

El Consejo Superior de Deportes estimó la solicitud de la Federación Española de Taekwondo sosteniendo que, con base en un informe de la Subdirección General de Alta Competición, esos campeonatos de España individuales “se han utilizado tradicionalmente por los seleccionadores para confeccionar equipos nacionales” para participar en competiciones internacionales. Añadiendo que la participación de extranjeros “puede adulterar la clasificación de karatecas españoles con derecho a representar a España en competiciones internacionales” y, además, el Consejo Superior de Deportes entiende que la medida es compatible con el Derecho de la Unión Europea, para lo que se remite al documento “Deporte y libertad de movimiento”.

Dicho acuerdo fue recurrido por un deportista de nacionalidad francesa y residente en España, que en 2013 fue campeón de Andalucía, categorías Junior y Senior, por lo que podía participar en los campeonatos de España de esas categorías. La Audiencia Nacional estimó en su sentencia la demanda dándole la razón y lo hacía en los siguientes términos:

1º La regla general de no discriminación antes expuesta admite la excepción autorizada y litigiosa, lo que permite una restricción a la participación de extranjeros, algo que debe ser excepcional y justificado.

2º Se remite a jurisprudencia de Tribunal de Justicia de la Unión Europea de la que se deduce que esas medidas deben estar justificadas en su objeto y no puede ir más allá de lo estrictamente necesario para alcanzarlo.

Lo determinante del Fallo estimatorio es la prueba testifical y documental practicada en autos, de la que se deduce que los criterios establecidos por la Comisión Técnica de la Federación Española de Taekwondo no determinan como requisito para formar parte de los equipos que representan a España ser campeón de España. Así, haber ganado el campeonato de España es uno de los criterios de selección de deportistas pero, aun cuando no se haya ganado, un deportista puede integrar el equipo nacional si la comisión técnica considera que es necesario.

4º De esta manera concluye que la restricción autorizada no es necesaria para alcanzar el objeto (formar los equipos deportivos nacionales), que es lo que se alegó para su justificación, por lo que se ha aplicado incorrectamente la excepción de la Disposición adicional segunda de la Ley 19/2007, de 11 de julio, contra la violencia, el racismo, la xenofobia y la intolerancia en el deporte, a lo que añade que al tratarse en este caso de un nacional europeo, debe tenerse en cuenta la jurisprudencia del Tribunal de Justicia de la Unión Europea en los términos ya expuestos.

La sentencia fue recurrida ante la Sala de lo Contencioso-Administrativo del Tribunal Supremo por la Abogacía del Estado con base a una supuesta incongruencia y falta de motivación de la sentencia de la Audiencia Nacional.

El Tribunal Supremo, sin embargo, entiende que de la solicitud realizada por la Federación Española de Taekwondo y  la autorización del Consejo Superior de Deportes, cabe concluir que Administración deportiva y sentencia impugnada emplean diferentes palabras pero vienen a plantear lo mismo, aquella para justificarlo y ésta para juzgarlo: la necesidad de excluir a los extranjeros de aquellas competiciones nacionales de las que los entrenadores “sacan” a los seleccionados para integrar los equipos que representen a España en competiciones internacionales. Por lo tanto, el Tribunal Supremo desestima este motivo al no caber imputar a la sentencia impugnada incongruencia interna ni incoherencia, porque no se contradice en sus razonamientos ni éstos con el Fallo; ni tampoco falta de motivación porque será parca, pero es clara cuando da razón de lo que decide.

Tampoco entiende el Tribunal Supremo incurre en incongruencia omisiva. Se imputa a la sentencia que plantea de forma incompleta lo litigioso y no resuelve todos los motivos de oposición que se alegaron (jurisprudencia europea y alcance de la Comunicación de la Comisión al Parlamento europea, de 18 de enero de 2011, con el documento que la acompaña titulado Deporte y libertad de circulación). Debe recordarse que tal modalidad de incongruencia se predica de aquellas sentencias que dejan sin resolver alguna pretensión o cuestiones planteadas en la demanda y opera con menor intensidad si se refiere a las alegaciones, pues no es necesario para la satisfacción del derecho a la tutela judicial efectiva una contestación pormenorizada y explícita a todas y a cada una de ellas. En el presente caso, señala el Tribunal Supremo, que la sentencia cita la jurisprudencia y lo que cita basta para enjuiciar la legalidad de la medida instada y a partir de esa premisa el pleito se reconduce a una cuestión de hecho y la ratio decidendi se basa en la valoración de la prueba de cuál es la práctica habitual en la formación de selecciones.

La sentencia parte de la jurisprudencia y de la normativa aplicable, dejando claro que se trata de medidas permitidas pero cuya regularidad depende que se apliquen restrictivamente y estar justificadas. A partir de ello lleva lo litigioso a una cuestión de hecho: se ha probado que es práctica habitual para la formación de selecciones que no es criterio determinante ser ganador en un campeonato nacional. A tal efecto se basa en el parecer de la Comisión técnica de la Federación Española de Taekwondo y, en concreto, valora tanto la prueba documental aportada como el testimonio de quien fue seleccionador nacional de 2005 a 2014, Director de Alta Competición y miembro de la Comisión Técnica. Razones por las que el Tribunal Supremo finalmente casa la sentencia de la Audiencia Nacional, desestimando el recurso planteado por la Abogacía del Estado.

En conclusión, como respuesta a la pregunta que tiene por título este artículo, vemos como la regla general es la de no discriminación de extranjeros en las competiciones, si bien se admite la excepción autorizada y objeto de  litigio en este caso, lo que permite una restricción a la participación de extranjeros, algo que debe ser excepcional y justificado, justificación que los Tribunales no entienden acreditada en el presente caso pues argumentan que no es necesario como criterio exclusivo el ser ganador en un campeonato nacional, en el caso del Taekwondo, pues aún cuando no se haya ganado, un deportista puede formar parte del equipo nacional si la comisión técnica considera que es necesario.

Alberto Pérez-Calderón Corredera
> Suscribirse a: Entradas (Atom)     > Suscribirse a: Calderón-Corredera Abogados