Juicio rápido por alcoholemia TODO✅

Download PDF

El juicio rápido es un proceso penal en el que se enjuician aquellos delitos cuya pena privativa de libertad no exceda de cinco años, siempre que el procedimiento se haya incoado en virtud de un atestado policial y para el que es obligatorio contar con la asistencia de un abogado que le defienda en el proceso. En este artículo vamos a tratar expresamente del juicio rápido por alcoholemia.

El artículo 379 del Código Penal establece que será castigado el que condujere un vehículo de motor o ciclomotor bajo la influencia de drogas tóxicas, estupefacientes, sustancias psicotrópicas o de bebidas alcohólicas con la pena de prisión de tres a seis meses o con la de multa de seis a doce meses o con la de trabajos en beneficio de la comunidad de treinta y uno a noventa días, y, en cualquier caso, con la de privación del derecho a conducir vehículos a motor y ciclomotores por tiempo superior a uno y hasta cuatro años. En todo caso será condenado con dichas penas el que condujere con una tasa de alcohol en aire espirado superior a 0,60 miligramos por litro o con una tasa de alcohol en sangre superior a 1,2 gramos por litro.

Sin embargo, el artículo 383 del Código Penal dispone que el conductor que, requerido por un agente de la autoridad, se negare a someterse a las pruebas legalmente establecidas para la comprobación de las tasas de alcoholemia y la presencia de las drogas tóxicas, estupefacientes y sustancias psicotrópicas a que se refieren los artículos anteriores, será castigado con la penas de prisión de seis meses a un año y privación del derecho a conducir vehículos a motor y ciclomotores por tiempo superior a uno y hasta cuatro años.

No obstante, en caso de arrojarse una tasa de entre 0,25 y 0,6 mg/l, habiéndose causado un accidente de tráfico, también se incoarán actuaciones judiciales con la finalidad de enjuiciar dicho delito, previa tasación de los daños materiales producidos, así como la valoración de los posibles lesionados en su caso por el médico forense.

En estos casos los agentes de la autoridad entregarán al conductor una citación para acudir en el día y hora que se establezca al juzgado de guardia donde tendrá lugar la celebración del juicio rápido por alcoholemia.

Juicio rápido por alcoholemia. Abogados Madrid. Precio. Expertos en tráfico baratos. Calderón-Corredera.

Juicio rápido por alcoholemia: en qué consiste y qué ventajas ofrece

El juicio rápido ofrece la posibilidad de reconocer los hechos y beneficiarse de la reducción de un tercio de la pena, pues en caso contrario de no reconocerse los hechos, las actuaciones se remitirán al juzgado de lo penal y el acusado no podrá beneficiarse de esa reducción de un tercio de la pena. Contra la sentencia condenatoria dictada en el juicio rápido por alcoholemia con la conformidad del acusado ante el Juez Instructor no cabrá recurso.

Lo cierto es que si se es consciente de que se ha ingerido alcohol y se ha provocado un accidente de circulación o aún no provocándolo se han superado las tasas permitidas, es ridículo intentar demostrar un fallo en el etilómetro, pues ello no sólo impediría beneficiarse de la reducción de un tercio de la condena, además supondría un incremento en los gastos del proceso para el acusado, al necesitar la intervención de otro profesional en el proceso, pues para ello no sería suficiente alegar un error en el etilómetro por el abogado, sería precisa la intervención de un perito que estudiase y analizase el aparato -y que se diese el caso de poder acreditar la circunstancia de que el etilómetro no funcionaba correctamente, porque de lo contrario solamente supondrá un coste añadido para el acusado-.

Lo normal es que si una persona ha cometido por primera vez este delito, sin haber causado daños materiales y sin lesionados o víctimas, porque ha sido sometido a un control de alcoholemia por los agentes de la autoridad la Fiscalía solicite la pena de retirada del permiso de circulación y el pago de una multa. Es importante tener en cuenta que estamos hablando de un delito y que dicha condena penal va a implicar la anotación de antecedentes penales.

El artículo 797 y siguientes de la Ley de Enjuiciamiento Criminal regulan el proceso de juicio rápido o de diligencias urgentes ante el Juzgado de guardia. El juzgado de guardia, tras recibir el atestado policial, junto con los objetos, instrumentos y pruebas que, en su caso, lo acompañen, incoará, si procede, diligencias urgentes. Contra este auto no cabrá recurso alguno. El Juzgado de guardia recabará los antecedentes penales del detenido o persona investigada; ordenará, cuando resulte pertinente, que el médico forense, si no lo hubiese hecho con anterioridad, examine a las personas que hayan comparecido a presencia judicial y emita el correspondiente informe pericial; también ordenará la práctica por un perito de la tasación de bienes u objetos aprehendidos o intervenidos y puestos a disposición judicial, si no se hubiese hecho con anterioridad; tomará declaración al detenido puesto a disposición judicial o a la persona que, resultando investigada por los términos del atestado se hubiese citado por las autoridades a su comparecencia ante el Juzgado y se tomará declaración a los testigos que pudieran haber sido citados. Es importante tener en cuenta que si el Juez considera insuficientes las diligencias practicadas en la celebración del juicio rápido, ordenará que el procedimiento continúe como diligencias previas del procedimiento abreviado sin que pueda beneficiarse el acusado de la reducción de un tercio de la pena.

Calderón-Corredera Abogados, expertos en casos de tráfico y delitos contra la seguridad vial

Nuestros honorarios de abogado por asistirle en la citación de juicio rápido por alcoholemia dentro de la Comunidad de Madrid son de 300 € (IVA incluido). Si la citación del juicio rápido por alcoholemia se celebrase fuera de la Comunidad de Madrid, se incrementaría dicho importe en la cantidad correspondiente al desplazamiento. Este precio incluye únicamente los honorarios del abogado, si es necesario o desea que intervenga otro profesional (peritos, procurador, etc) supondría un coste a incrementar. Asimismo, dicho precio incluye únicamente la asistencia a la citación del juicio rápido, pero no incluye (de darse el caso) la transformación y continuación como diligencias previas del procedimiento abreviado cuyo importe habría que aumentar en función del caso concreto. Si está buscando abogados penalistas en Madrid porque ha recibido una citación para juicio rápido por alcoholemia no dude en contactar con nosotros.

Juicio rápido por alcoholemia. Abogados Madrid. Precio. Expertos en tráfico baratos. Calderón-Corredera.

Calderón-Corredera Abogados
> Suscribirse a: Entradas (Atom)     > Suscribirse a: Calderón-Corredera Abogados