Calderón-Corredera Abogados | Despacho de abogados en Madrid

logo-calderon-corredera-abogados

ABOGADO MODIFICACIÓN DE MEDIDAS

CONTACTO

¿Estás buscando la manera de conseguir un buen Abogado de modificación de medidas del convenio regulador de tu divorcio o separación? Quizá hasta ahora has estado aceptando unas normas que ya no te convienen, o que te son imposibles de cumplir. Tal vez consideres que la situación general ha cambiado lo suficiente como para necesitar una transformación sustancial del contenido en el convenio. Siendo así, tenemos que decirte que has llegado al sitio adecuado. En Calderón Corredera somos Abogados expertos en esta clase de asuntos. Podemos prestarte los servicios que necesitas para alcanzar tus objetivos. ¿Quieres saber más? Sigue leyendo.

¿Qué es y para qué sirve un Abogado en el procedimiento de modificación de medidas?

Todo Abogado de modificación de medidas sabe cuál es la importancia de un procedimiento de estas características. En esencia, consiste en el cambio de una, varias o todas las medidas acordadas en una resolución judicial previa que regulaba la separación, el divorcio o la relación de los padres con los hijos.

Como probablemente ya sepas, muy a menudo estas medidas, aunque una vez fueron válidas, acaban quedando desfasadas. Las circunstancias en las que vive pueden cambiarse sustancialmente, por lo que las normas regulatorias acordadas pasan a ser inadecuadas.

Aquí entra en juego el procedimiento al que nos estamos refiriendo. Este permite al juez valorar nuevamente las circunstancias y la situación, incluyendo los cambios introducidos. A partir de ahí, las medidas se cambian para adecuarse. Ahora bien, para poder efectuarlo debidamente precisas contar con la ayuda de un Abogado experto como nosotros.

¿Cuándo contratar un Abogado para solicitar una modificación de medidas de divorcio?

La modificación de las medidas de divorcio o separación no siempre está justificada. Tiene que ir de la mano de una situación nueva que le dé fundamento. Por ejemplo, puede darse el caso de que ya no puedas cumplir con los términos de la sentencia anterior. Pueden darse también cambios imprevisibles en circunstancias en el domicilio o el sistema de estudios de los menores.

En un caso así, resulta fundamental iniciar el proceso de modificación antes de incumplir efectivamente la sentencia previa, pues pueden surgir numerosos problemas actuando de esa forma. Al fin y al cabo, hasta que un nuevo cambio es acordado, las medidas previas siguen totalmente en vigor.

Por eso precisas buscar cuanto antes consejo de un Abogado para modificación de medidas. Solo ellos saben afrontar cada caso de la mejor manera posible.

divorcio-vivienda-ganancial

¿Qué se precisa para que salga bien un juicio de modificación de medidas?

Un juicio de modificación de medidas no siempre tiene por qué desarrollarse como esperas. Al fin y al cabo, se trata de un juicio como cualquier otro, y el juez puede acabar fallando en contra de tus deseos iniciales. En algunos casos posiblemente incluso acaba en una situación peor que la anterior. Puede darse el supuesto de que la otra parte aproveche para solicitar cambios ventajosos para ella y que estos acaben reconocidos.

En este sentido, nosotros, que tenemos larga experiencia en procedimientos de esta naturaleza, sabemos cuáles son los puntos clave que marcan la diferencia entre una solicitud que prospera y otra que no. Así, las exigencias para que obtengan los cambios deseados son las siguientes:
  • Existencia de un cambio objetivo en las circunstancias que fundamentaron la sentencia anterior. Cuando se dictó la sentencia de divorcio o separación anterior existía un conjunto de circunstancias que, necesariamente, han de haber cambiado de manera objetiva para pedir un cambio.
  • Tal cambio ha de contar con suficiente entidad para justificar la solicitud de modificación. Por ejemplo, suele pedirse que permanezca en el tiempo y que no sea meramente coyuntural.
  • Que sea un cambio totalmente involuntario. Se entiende que la ley desea evitar que los actores fuercen cambios a su favor modificando torticeramente las circunstancias. Por eso se exige que la nueva situación sea fruto de un cambio no voluntario, por ejemplo, podría ser el despido de un trabajo, sufrir una enfermedad, tener que cuidar a un familiar, etc. Hay que tener en cuenta que cambios tan importantes como tener un nuevo hijo o aceptar un nuevo destino de trabajo no se consideran involuntarios, por lo que no llegarían a justificar la solicitud de una modificación de medidas. Ante la duda, aconsejamos que nos contactes para que podamos darte una respuesta fundamentada y personalizada.
  • Que, además, se trate de un cambio totalmente imprevisto. Además de involuntario debe haber sido imprevisto y que, por lo tanto, no haya permitido encontrar una solución más adecuada que la transformación del convenio regulador previo. De nuevo, tratándose de conceptos algo abstractos, que exigen de la intervención personalizada e individualizada de un Abogado como nosotros para que puedan concretarse en tu supuesto individual y concreto.

Tipos de procedimientos en los que puede ayudarte un Abogado para la modificación de medidas experto

Hay muchos motivos que justifican la contratación de un Abogado para una modificación de medidas. Entre otros, uno de los más importantes es el hecho de que los cambios pueden versar sobre puntos muy diversos. En sentido estricto, potencialmente pueden solicitarse sobre cualquiera de los puntos que rigen un divorcio, separación o relación paternofilial, independientemente de que estuvieran contenidos en la sentencia anterior.

Así, para que te hagas una idea de la amplitud a la que estamos refiriendo, podemos mostrarte aquí algunas de las solicitudes más comunes de las que solemos encargarnos, si bien la lista ha de entenderse a modo de ejemplo, pues la realidad siempre resulta más amplia.

Una de las causas más comunes de las que suelen encontrarse tras una solicitud de modificación de las medidas del convenio es la voluntad de cambiar la cuantía de la pensión de manutención. En todos los divorcios en los que hay hijos de por medio, uno de los cónyuges abona al otro una pensión alimenticia a menos que exista custodia compartida.

Pues bien, en ocasiones esta cuantía puede considerarse escasa o demasiada. El aumento de los gastos de un hijo o el incremento del precio del colegio pueden justificar un aumento de la cuantía mensual a abonar por el progenitor que no posee la custodia. Por otro lado, una reducción significativa del salario que se cobra puede, por ejemplo, justificar una reducción del monto, por imposibilidad de abonarlo completamente.

Pues bien, cuando se dé uno de estos cambios y sea involuntario, imprevisible y permanente en el tiempo, el procedimiento probablemente prospere. En todo caso, mientras siga vigente hay que seguir abonando la cuantía original de la pensión. En caso contrario, podría iniciarse un procedimiento penal por impago de alimentos.

De nuevo, podemos suponer el apoyo y el consejo que permita lograr el cambio que deseas de la manera más rápida y ágil posible.

En el apartado anterior te hablábamos de modificar la cuantía de la pensión. En este hablamos de algo parecido, pero distinto: de la extinción plena de la misma. Según el artículo 152.3 del Código Civil, la finalización de la pensión de alimentos puede darse porque el hijo en cuestión ya sea independiente económicamente, o por haber finalizado sus estudios, pero no trabajar por causas imputables a su voluntad.

En estos casos, debe entenderse que o bien no requiere de la pensión para su subsistencia o bien podría no requerirla, pero no hace nada para alcanzar su independencia económica pese a haber acabado de estudiar. El progenitor que abona la pensión puede pedir su extinción. El juez, en su caso, analizará detalladamente las circunstancias y podrá acordarlo así. En todo caso, hasta que haya una nueva sentencia no has de dejar nunca de abonar las cuantías del convenio anterior. No lo olvides.

Igualmente, para que puedas lograr tus objetivos resulta indispensable que cuentes con una conveniente asistencia jurídica. En caso contrario, podría no quedar suficientemente bien argumentada la necesidad de cambio y, por tanto, no extinguirse oficialmente la pensión, aunque las circunstancias hayan cambiado.

En esta línea, una de las principales ventajas de contactarnos y de contratarnos como Abogado significa que estás plenamente seguro de que las cosas están haciéndose lo mejor posible, siempre conforme a la ley.

La custodia compartida es aquella que, frente a la monoparental, es ostentada por los dos progenitores a la vez. La norma general: En la compartida no existen pensiones de alimentos, ya que todos los gastos se enfrentan por ambos padres.

Es muy común que los jueces decreten custodia monoparental al inicio de un divorcio. Sin embargo, puede haber circunstancias que justifiquen la mayor conveniencia de la compartida. Por ejemplo, el deseo del menor, la necesidad de no separar a los hermanos o, en general, el interés de los hijos comunes.

La realidad conlleva que estos procedimientos no siempre son fáciles. En muchas ocasiones resulta imposible argumentar la existencia de un cambio sustancial e imprevisible, algo que, como hemos comentado más arriba, es requisito fundamental para que la solicitud prospere.

En este contexto, supone esencial apoyarse sobre el interés del menor. En realidad, es este interés el que acaba justificando todos los cambios y modificaciones de un convenio regulador. Por eso es tan recomendable que tu Abogado sepa medir la sensibilidad particular de tu caso, y tenga la empatía suficiente como para comprenderlo. Únicamente de esta forma podrá defenderse tu interés salvaguardando el bienestar de los hijos comunes y persiguiendo las situaciones más justas para todos. Esto es, precisamente, lo que nos define en Calderón Corredera Abogados.

En ocasiones se da la situación exactamente contraria a la que te acabamos de comentar. En algunos casos existe una custodia compartida previa, pero se desea solicitar la monoparental. Estamos en un supuesto menos común que el anterior, pero que igualmente puede encontrarse en muchas ocasiones.

El argumento principal que ha de sustentar una solicitud así es que la custodia compartida esté ocasionando de manera evidente y clara un perjuicio a los menores en cuestión. La monoparental, por tanto, ha de presentarse como una protección de los hijos ante este nuevo cambio que tanto daño les hace o que les podría hacer potencialmente.

Hasta ahora tan solo te hemos estado hablando de la custodia, también hay otro punto que afecta directamente a los menores implicados, así como a los progenitores: el régimen de visitas fijado en el convenio regulador.

En algunos casos, una modificación incontrolable y repentina podría justificar un cambio en el régimen de acuerdo con la defensa de la máxima estabilidad y felicidad de los menores. Igualmente, en algunos supuestos el régimen pasa a ser imposible de cumplir para alguno de los progenitores implicados. En ambos casos queda justificado un cambio sustancial en el mismo.

El problema es que el juez no quede plenamente convencido y no falle a tu favor. Las probabilidades de que esto ocurra, aunque se trate de un caso complejo, se reducen enormemente cuando se cuenta con los servicios jurídicos que nosotros ofrecemos desde nuestro despacho, Calderón Corredera Abogados, tras analizar la viabilidad de tu caso.

En la mayor parte de los procedimientos relativos a un divorcio o una separación en la que existe un domicilio familiar o común, el juez suele otorgar el uso y disfrute al progenitor a cuyo cargo exclusivo queden los menores, independientemente de quién sea el auténtico propietario del inmueble.

Sin embargo, puede darse el caso de que una custodia que antes era monoparental pase ahora a ser compartida, o que el domicilio quede vacío porque el progenitor que tiene asignado el uso ha decidido mudarse. Pues bien, se entiende que circunstancias como estas han de ser vistas como un cambio que justifica una modificación en el convenio original.

Una vez la medida relativa al uso y disfrute del domicilio ha perdido su sentido, el juez debe decretar un cambio en el convenio para que este se adapte a las nuevas circunstancias. Este puede ser un procedimiento que te acabe suponiendo una ganancia económica cuantiosa, por lo que nuestra asistencia jurídica es más una inversión que un gasto.

¿Cuánto tarda un procedimiento de modificación de medidas y cómo consigue tu Abogado que salga bien?

Como norma general, dar una respuesta cerrada a esta pregunta es extraordinariamente difícil. Cada Juzgado presenta un ritmo y un volumen de asuntos muy diferentes. Esto es lo que acaba marcando la velocidad final en la tramitación de cada solicitud.

Sin embargo, a modo de muestra aproximada de lo que, bajo nuestra experiencia, suele tardar en resolverse un procedimiento de estas características, podemos darte una horquilla de entre seis meses y un año. Eso sí, también es cierto que, cuando se prevé que el procedimiento va a alargarse mucho en el tiempo, suelen adoptarse medidas de modificación provisionales. En este sentido, es similar al divorcio original.

Es aquí donde entra en juego, de nuevo, el papel de un buen Abogado matrimonialista. Nosotros hemos llevado decenas de casos como los que te hemos referido en el apartado anterior. Por ese motivo, puedes contar con la confianza de acudir a nosotros. Nuestro papel será siempre el de reducir al máximo los tiempos, siempre que resulte posible, mientras defendemos tus intereses hasta el final ¡Ten una cita con nosotros y hablamos!

En conclusión, ya has visto que puedes conseguir una buena modificación de medidas del convenio regulador de tu divorcio si cuentas con la ayuda adecuada de un buen Abogado para modificación de medidas. La legislación permite hacer cambios sustanciales, pero siempre es preciso pasar por el procedimiento legal oportuno. De este modo, si deseas adaptar el convenio a tu nueva situación o a tus deseos, no dudes en CONTACTARNOSSi lo haces, podremos ofrecerte el asesoramiento que precisas y, sobre todo, las soluciones que necesitas.

Artículos Relacionados

Scroll al inicio